Desde la trinchera, 2013.

Hace unas semanas escribí un post titulado muy dramáticamente La Trinchera. En él hice una especie de llamamiento a la acción para que los fotógrafos nos pusiéramos a documentar el peculiar momento que estamos viviendo, cada uno desde su punto de vista y con su lenguaje. El origen del post se halla en un bar del centro de Madrid en el que tuve una conversación con Rafael Trapiello, que es un joven fotógrafo, ex ingeniero.

Por lo que parece, no fui yo el único que salió de aquel bar con los dedos afilados. Rafael empezó a maquinar algo que por lo visto Jonás Bel, otro joven fotógrafo del colectivo NOPHOTO también llevaba un tiempo mascullando: hacer una serie de retratos de personas que viven en España, acompañadas de una ficha en la que pondrían unos pocos datos personales y una frase en la que dirían lo que esperan del año 2013; ese año del que hace poco se decía que sería el del principio del fin de la crisis. De ahí salió el proyecto a 4 manos, 2013.

Estos retratos formales, cartesianos, en los que no hay más dramatismo que el de saber que la persona que ahí aparece y se expresa, es nuestra semejante. Por lo tanto nos hace susceptibles de sentir y experimentar lo que ellos sienten y experimentan. Unos retratos inspirados en la serie taxonómica de August Sander, el genio alemán que retrató la República de Weimar, los momentos previos al desastre.

El proyecto 2013 se puede ver en este blog de momento, pero va a ser publicado por entregas a lo largo de 2013. Cada mes la flamante nueva editorial PHREE sacará un cuadernillo. Al final de año, quien haya sido persistente, tendrá 12 libritos con un total de casi 300 retratos que pretenden ser una imagen colectiva del país.

La verdad es que la idea de retratar a la gente y ponerle al lado una cita propia, parece más bien un recurso editorial de dominical. Una sencilla palanca creativa sobre la que un redactor experimentado podría escribir un texto a medida. Y así sería si no fuera por que la cosa va a ser mucho más extensa. Y cuidado, que este es de esos trabajos que necesitan de por lo menos una década de reposo para empezar a tomar cuerpo. Y si no, coged una foto vuestra de Agosto de 2001. Intentad recordar quiénes érais, y cómo os sentíais. Nada nos hacía sospechar que íbamos a pasar los (por lo menos) 12 siguientes años con las benditas "medidas especiales de seguridad" que tanto nos entretienen en los aeropuertos. Porque lo que hoy parece normal, mañana parecerá mentira. Quién sabe. A lo mejor descubrimos, como a veces sospechamos, que todo esto no era más que una burda estrategia de control. Que la gente, aún con problemas, sigue siendo gente. O a lo peor en el futuro miramos para atrás y la vida de 2013 nos parece un paraíso perdido, cuando lo único que no teníamos era dinero.

Lo que voy a querer ver en las próximas entregas es a gente no tan normal. Un sepulturero, un marqués en su castillo, una presentadora de teletienda... Yo sé que Rafael y Jonás ya lo tienen todo controlado y les sobran candidatos, pero os animo, si sois personas raras, a que escribáis en este post y os postuléis para salir. Vamos a contribuir en el proyecto 2013 consiguiendo que España parezca el manicomio que nos dicen que es.

 

About this blog

In 2008 I started to write a weekly post about people and issues related to photography, with a wide range of subjects.

Archived Blog 2008-2013

Want to subscribe?